Kapalabhati o Respiración de Fuego

Nombre en Sánscrito: Kapalabhati

Kapala:  Cráneo

Bhati:  Brillante

También conocida como la Respiración de Fuego, es una de las técnicas de control de respiración más energética y estimulante que trabajamos al practicar Yoga. Es considerada uno de los seis Kriyas o ejercicios de purificación y limpieza ya que con su buena práctica conseguimos expulsar el aire residual que queda en los pulmones y bombear grandes cantidades de oxígeno en el sistema circulatorio.

Práctica:

Siéntate de manera cómoda, con las piernas cruzadas o dobladas y la espalda bien recta. Cierra los ojos y concéntrate en respirar por la nariz.

Kapalabhati o Respiración de Fuego

Relaja los músculos de la cara. Mantén la espalda erguida y los hombros quietos. Respira profundamente unas dos o tres veces. Permite que el abdomen se hinche al inhalar y exhala el aire por la nariz contrayendo fuertemente el abdomen, con exhalaciones cortas, enérgicas y rítmicas.

Concéntrate únicamente en exhalar. Relaja los músculos abdominales permitiendo que se llenen de aire en las inhalaciones que se producirán de manera pasiva.

Exhalación enérgica, inhalación pasiva.

Para empezar con la práctica realiza 3 ciclos de 20-30 bombeos de aire. Gradual y paulatinamente puedes ir aumentando los bombeos por ciclo.

Al acabar cada ciclo realiza dos o tres respiraciones profundas, calmadas, para que el ritmo respiratorio se tranquilice.

Beneficios:

Ésta técnica tiene diferentes beneficios.

Consigue aumentar el nivel de oxígeno en el riego sanguíneo y por consiguiente, la cantidad de oxígeno que llega a cada célula del cuerpo. Por eso es conveniente realizar esta respiración en espacios donde la calidad del aire respirado sea buena.

Fortalece los músculos intercostales y aumenta la capacidad pulmonar.

Ayuda a limpiar el sistema respiratorio (fosas nasales, pulmones,…) y eliminar el exceso de mucosidad acumulado.

El movimiento del abdomen y del diafragma, masajea suavemente órganos internos como el hígado, el estómago, el corazón, el bazo, y el páncreas, estimulando así el flujo sanguíneo en estas zonas.

Cuidado con:

Realizar este ejercicio puede producir algún mareo, es normal.

En el caso de que te empieces a sentir realmente mal, no pierdas la calma. Abre poco a poco los ojos, fija un punto al que mirar y mantener la atención, mantén la respiración calmada y respira de manera suave y profunda hasta restablecer el ritmo.

Se recomienda no realizar este ejercicio a últimas horas del día o antes de ir a dormir ya que es una técnica muy enérgica. En cambio, es ideal para realizarlo a primera hora de la mañana.

No es recomendable para personas que sufren ansiedad.

About these ads

2 thoughts on “Kapalabhati o Respiración de Fuego

    • Hola Álex,

      Justamente para personas con marcapasos o con asma puede que no sea la respiración más aconsejable. Por suerte tenemos muchas otras prácticas respiratorias que les pueden beneficiar. Lo que siempre es recomendable es probar, experimentar y ver qué pasa con el propio cuerpo. Tener cuidado y hacer lo que al cuerpo le siente bien. Un abrazo, Cris.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s